La Red de Bibliotecas de Género presentará hoy, a las 17, en la Biblioteca Arturo Capdevila,  en el marco de la 32 edición de la Feria del libro Córdoba y el Conocimiento el catálogo donde están referenciados  alrededor de 1700 libros con perspectiva de género. El  catálogo pensado no sólo como instrumento técnico sino también como una herramienta política es de carácter abierto y gratuito.

Por Myriam Mohaded

El catálogo http://bibgenero.puntobiblio.com/ es fruto del trabajo de meses de trabajo, reuniones, capacitaciones y encuentros. Esta tarde disertarán sobre el tema Cristina Fuentes, Ivana Reynoso y Rocío Jiménez.

“Hay cuestiones técnicas que las y los bibliotecarios podemos aportar, entre otros temas, desde nuestro conocimiento específico,  en un proceso tan necesario como es la construcción de una Red de Bibliotecas  con Perspectiva de Género, y es, por ejemplo, crear un catálogo colectivo”, aseguran las integrantes del grupo de trabajo.

Fue así que surgió la idea de armar este catálogo en el que participaron en principio bibliotecarixs de Bibliotecas Populares y luego de otros espacios públicos y privados  para pensar en un aporte específico y fortalecer aún más la Red.

El primer paso fue una capacitación que se realizó en el Centro de Documentación del Cispren destinada a que las bibliotecas que forman parte de la red unifiquen criterios en cuanto a su temática y la de carga de los libros con perspectiva de género. Luego vino esta gran tarea de construir ese sitio que pretende agrupar todo lo que haya en torno al tema, en las bibliotecas que se vayan sumando a la Red

 

redegenero2

Integrantes de la Red en plena tarea.

 ¿Qué es un catálogo colectivo?

Se define catálogo colectivo como el “Catálogo que reúne en un solo orden los asientos bibliográficos de más de una biblioteca”, afirman desde la Red.  Y entre sus principales objetivos es reunir el material de esta temática  con perspectiva de género, con criterios que hemos discutido previamente, y que sirva para que todas y todos, cualquier persona interesada, además de estudiantes, docentes, investigadores, etc. puedan buscar autores, temáticas puntuales en este tema “más abarcador”.

En el catálogo se encuentran diferentes tipos de materiales,  el lugar en el que está y donde se lo puede buscar. En él, el usuario u usuaria puede ponerse en contacto con dicha biblioteca o centro de documentación para  poder encontrarse con el libro o el material que fuere.

” Hasta aquí puede parecer que es solo una herramienta meramente técnica, pero nos gusta pensar este catálogo sobre todo como una herramienta política. Por un lado, porque hay algún sector, seguro más privilegiado, como quienes tenemos, por ejemplo, la posibilidad de estudiar una carrera universitaria, o un sector de profesionales, de investigadores, que accede a determinados textos, a determinados debates, a las posibilidades de intercambio de información y de formación, pero no es el sector mayoritario. Y por el otro, porque el recrudecimiento extremo de la violencia hacia las mujeres, los asesinatos, los abusos, y en los casos no extremos pero  en el común de las relaciones, las formas machistas con las que nos vinculamos a diario, todas estas cuestiones deben  ponernos a trabajar con todas las herramientas que están a nuestro alcance para luchar y poder cambiar ese panorama, que forma parte la de realidad cotidiana, de todas y todos nosotros”, auguran desde el grupo que participó en su construcción.

Y este catálogo lo que pretende, en definitiva, es que cualquiera que  necesite usar y compartir este tipo de material lo haga. Y por eso, ” no es sólo una herramienta política la construcción del mismo, sino también su difusión. Hay que hacerlo conocer en escuelas, en organizaciones sociales, culturales, políticas.  Es un catálogo abierto, de uso gratuito, y tiene que servir para que podamos construir una mirada distinta sobre los géneros”.

 

REddegenero

Marta Sagaldin, de la Biblioteca Juana M. Gorriti, plantea el debate en torno al catálogo como herramienta política.

En la organización del catálogo participaron: Biblioteca Popular  “Vélez Sársfield” (Barrio Talleres), Biblioteca Popular” Nelly Llorens”, Biblioteca Popular  “Julio Cortázar, Biblioteca La Casa del Pueblo, Biblioteca Popular Lunita (Centro Vecinal de  Alberdi), Biblioteca Popular “Alfonsina Storni”, Biblioteca de Derechos Humanos “Irma Ramaciotti”, Biblioteca Popular Alta Gracia, Biblioteca Popular Los Aromos, Biblioteca Popular “La bicicleta” de Colonia Caroya, Biblioteca Municipal “Filomena Rossi” ( Colonia Caroya), Biblioteca Popular Sarmiento de Río Ceballos, Biblioteca Popular Almafuerte (Agua de Oro), Biblioteca Popular Mi jardin, y Biblioteca Salsipuedes y el Centro de Documentación “Juan C. Garat” del Sindicato de Prensa.

La visión colectiva es la que hizo posible que el armado de este catálogo fuera de forma colaborativa. Por cierto, sin la existencia de la Red primero no hubiera sido posible y sin la colaboración desinteresada de Verónica Lencinas, que ofreció el servidor del catálogo y su mantenimiento de forma gratuita. Tampoco sin todo el aporte técnico de Heber Cabrera, que además de formar parte de una de las bibliotecas de la red colaboró enormemente en los aspectos técnicos del mismo, y sin la fuerza de cada una de las y los integrantes de esta Red de Bibliotecas que recién tiene un año, y ya tiene un enorme camino recorrido, actividades, la circulación de la valija viajera, y ahora este flamante Catálogo que tiene que servir fundamentalmente para que una sociedad más justa e igual entre todos los géneros sea posible.

Hoy 13 de septiembre se conmemora el día de las y los bibliotecarios. Celebramos junto a ellxs este aporte a la sociedad cordobesa.

Reddebibliotecas3

Fotografía: Imágenes cedidas por la Red.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *