En una charla con Marta Sagadín -su creadora- y compañeras de la biblioteca «Juana Manuela Gorriti», especializada en perspectiva de género y propulsora de la Red de Bibliotecas con Perspectiva de Géneros de Córdoba dan cuenta de cómo conviven militancia, historia y los documentos sobre feminismos en este espacio ubicado en barrio Pueyrredón  y que cumple 21 años de vida.

En tiempos de una cuarentena que protege nuestras vidas, aunque no sea fácil para los más necesitados y quienes viven en situaciones de violencia, y una pandemia que nos afecta implacablemente – reflexionan- desde este espacio se pervive con sugerencias de lecturas para acompañar a su público y el empuje de avanzar con nuevos vínculos y conocimientos mediados por las redes.

biblioteca de mujeres

Por Myriam Mohaded(*)

«Me parece que no hubo otro momento así. En toda mi vida, ya sea los veintiún años en la biblioteca y  veinticinco años de militancia  en el Partido Comunista no tengo registro de que hayamos pasado por esto. Entonces, es extremadamente impactante todo lo que nos sucede, porque tenés que hacer frente a algo nuevo que nos ayuda a tomar decisiones y posturas que en otro momento nos hubieran sido difíciles  o impensadas, pero son obligatorias. Y,  aunque este virus se ensaña con la gente grande trasciende las edades. El  quedarse en casa es conservar la vida». Así expresa  Marta Sagadín,  cómo vive este momento, el alma máter de la  la Biblioteca especializada en perspectiva de género, feminismos y documentación provincial, nacional e internacional sobre la temática, ubicada en barrio Pueyrredon. La conversación, para esta nota, propone Marta que sea «colectiva», junto a sus compañeras, «Siempre es más enriquecedor». Y así lo fue.

“Hace casi veintiún años que creamos la biblio. Más bien queríamos una biblioteca popular, pero después vimos que no era factible. En ese entonces, compañeras de otras organizaciones nos ayudaron a pensar y crear la biblioteca con perspectiva de género, con documentación sobre feminismos y lucha por los derechos de las mujeres. Fue un grupo que se armó sobre la base de tener material y bibliografía importante porque veníamos, desde hacía tiempo, militando en y por la lucha de las mujeres. Nos peguntamos ¿y qué hacemos? Y bueno.. hagamos una  biblio «, se ríe y juega con el recuerdo Marta.

En general las compañeras y editoriales feministas nos ayudaron muchísimo. Incluso hasta de la Universidad de Guadalajara, México, nos enviaban todo los años la revista de estudios de género «La ventana». Tenemos también documentos inéditos como, por ejemplo, la colección completa de los Encuentros Nacionales de Mujeres. Cuando uno revisa los encuentros, y podemos ver el  panorama de por qué peleábamos las mujeres en el año 86. En ese tiempo los encuentros eran de mil participante y hoy tenemos ochenta y/o cien mil personas. Nosotras hemos sido parte de este proceso de toma de conciencias de las mujeres en Latinoamérica, el país y el mundo, procesos que se armaron en muchos años.  Después de la dictadura hubo muchos grupos que se crearon para esta pelea, claro que  el salto cualitativo y cuantitativo de estos últimos años ha sido inédito».

Un sinnúmero de actividades pasan por su mente cuando se le pregunta sobre las actividades de la biblioteca. Y se detiene en «un sketch muy halagado»,  que realizaron hace algunos años con integrantes de la biblioteca. Era  «Mónologos de una vagina» , obra de la escritora feminista Eve Ensler, que la llevaron por diversos puntos de la ciudad y de barrio Pueyrredón, desde el centro de jubilados hasta el Hospital Córdoba, que «hasta los médicos escuchaban». «Y seguimos trabajando con muchos talleres, y las compañeras siguen activando en el movimiento de mujeres y feministas. Fuimos un semillero. Yo encuentro gente que me abraza, y  a veces no me recuerdo bien quién es pero me preguntan.  -¿ Te acordás que participé en tal taller? Y me entro a acordar un poquito.

marta sagadin

– ¿De qué manera afecta la situación actual a la Biblioteca «Juana Manuela Gorriti»?

Antes de la disposición nacional del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, nuestra biblioteca venía realizando actividades pasivas. Esto es porque estuvo inactiva mucho tiempo y luego de regularizar nuestra situación jurídica continuamos con las reuniones de la Comisión Directiva, la difusión de contenidos por nuestras redes sociales y la atención al público los días martes y miércoles por la tarde. La situación actual, nos obligó a interrumpir las reuniones habituales y las actividades que desempeñamos de manera física en la biblio, pero continuamos con tareas de difusión y catalogación.

– En este tiempo, ¿formularon propuestas diferentes a las que venían realizando?

Hoy por hoy, tenemos una escasa cercanía con el público debido a la ubicación de la biblio y su inactividad durante un tiempo. Por ello, no nos vimos tan afectadas como otras bibliotecas por el cese de las actividades. Lo único que pudimos hacer previamente a la cuarentena fue decidir que seguiríamos con las tareas de catalogación y difusión sobre todo aquella que esté referida a los cuidados de la mujer en situación de violencia de género. Una pandemia que nos sigue afectando implacablemente.

– ¿Cómo trabajadoras o activistas del mundo de la cultura, ¿qué rol podrían o tienen las bibliotecas en este momento?
En este momento, con herramientas como la música, el arte, y particularmente la lectura (que nos toca personalmente), nos parece una buena oportunidad para ampliar los servicios que se brindan en cada biblioteca. Sin olvidarnos que las biblios existen además para acercar la información, utilizar las herramientas que ofrecen las nuevas tecnologías virtuales es primordial. Es una manera de continuar el contacto con les usuaries y acompañarles en este difícil momento. Es posible cumplir con las distintas demandas, brindando el acceso a materiales disponibles en línea.

–  ¿Cómo llevan la cuarentena?

Desde su inicio consideramos a la cuarentena como la más efectiva de las acciones tomadas. No es fácil y resulta sumamente conflictiva para los más necesitados en general y para las mujeres que conviven con violencia en particular. Pero protege nuestras vidas, lo más valioso que tenemos. Encuentra a nuestra biblio en un momento especial. Acabamos de recuperar nuestra personería jurídica y nos aprestamos a realizar la asamblea anual con presentación de balance y proyecto para el 2020. La postergamos, pero la seguimos armando.
No atendemos al público pero continuamos interactuando  a través del Facebook de la biblio, donde tenemos unos cientos de lectores. Allí compartimos noticias, comentarios, seguimientos compartidos es uno de nuestros esfuerzos. También recomendamos y comentamos  libros para leer digitalmente. Hemos avanzado con nuevas amistades de biblios tanto con la nuestra como con la Red de Bibliotecas con perspectiva de Géneros de Córdoba. Mantenemos el contacto con la Red de Bibliotecas a través de whatsapp diariamente con lo que enriquecemos nuestros conocimientos y saberes. Creemos que el grado de desarrollo que ha alcanzado el trabajo digital permite realizar una vinculación y tarea a distancia que enriquece y nos obliga a avanzar en nuestros conocimientos sobre el tema.

reddegenero

En la inauguración del espacio de la Red de Bibliotecas con Perspectivas de Géneros.

Nota: para comunicarse con la Biblioteca Juana Manuela Gorriti – Facebook: Biblioteca «Juana Manuela Gorriti».
Atención al público martes ( 16 a 18 )  y miércoles (16.30 a 18.30) previamente solicitando la dirección por mensaje privado.  Por la situación actual no atiende al público.

* Periodista. 

Fotografía: Gentileza Biblioteca «Juana Manuela Gorriti».

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *