ponsati4Ernesto “el Tío” Ponsati,  acompañado por amigos, colegas, compañeros de trabajo del diario Hoy Día Córdoba y dirigentes presentó el viernes pasado en el Cispren su libro “Panoramas” (Textos seleccionados 2010-2014) editado por el gremio.

El libro compila textos de opinión que Ponsati publicó en el diario Hoy Día de Córdoba y que fueron seleccionados por el colega y trabajador de ese medio, Juan Francisco Uriarte, mientras  que Crist ilustró la tapa con una caricatura del “Tío” y el diseño estuvo a cargo de la compañera Viviana Di Campli.

La secretaria de Cultura Ximena Cabral fue la encargada de abrir el acto y a continuación se proyectó un video donde Juan Uriarte, ausente por razones particulares, contó cómo se gestó el libro del “Tío”, y en ese sentido, destacó el papel del Cispren, en la figura de su secretario General Carlos Valduvino, por hacerse cargo de la impresión de los ejemplares.

Ponsati, un referente ineludible del periodismo cordobés y fundador en 1997, junto a Roberto Propatto y Rafael Capeluppo, del diario Hoy Día Córdoba, publica desde hace una década su columna “Panoramas” en la cual analiza con certeza la vida política cordobesa y nacional, en este caso desde el 2010 hasta la actualidad.

La presentación del libro fue además un homenaje para este prestigioso periodista y buen tipo que es Ernesto Ponsati (74 años), tucumano de nacimiento, pero cordobés por adopción y que transitó desde temprana edad por numerosas redacciones, especialmente de los diarios de Córdoba.

Como dirigente gremial en 1964 colaboró estrechamente con el Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba, entonces liderado por Agustín Tosco y también durante varios períodos ocupó cargos en la Comisión Directiva del Cispren.

Además, “el Tío” es una permanente fuente de consulta, especialmente por parte de estudiantes de Ciencias de la Comunicación, que cuando necesitan información sobre “el Cordobazo” o la historia del periodismo cordobés, por ejemplo, recurren a su sapiencia sobre estos y otros temas.

Arese: “Este libro tiene una letra que no se vende ni se compra”

“Ponsati es un periodista que no se formó en ninguna escuela de periodismo, sino que se formó leyendo, pensando, escribiendo y en el olor de la tinta  y en la ‘mugre’ de las redacciones, dicho esto en el buen sentido de la palabra”, manifestó César Arese, uno de los prologadores del libro, y amigo de toda la vida del autor.

Destacó que “este libro detrás de la letra tiene sustancias de valores periodísticos porque es una letra que no se vende ni se compra sino que acá hay un hombre que piensa y valoro la iniciativa de quien pensó que valía la pena recopilar estos artículos porque, reitero, tienen buena letra y rescata ideas y valores que lo hacen muy interesante y además es una fuente de información para las nuevas generaciones de periodistas”.

ponsati2

Reinaudi: El pasado que vuelve

Luis Reinaudi, el otro prologador del libro, realizó una semblanza de su entrañable amigo Ponsati que en aquella le decían “el Flaco”, y recordó que lo conoció, allá lejos y hace tiempo, en la vieja redacción del diario Córdoba, en avenida General Paz casi esquina La Rioja, dirigido por José W. Agusti.

“Quiero decir que es un privilegio muy especial en mi vida ser amigo del “Tío” y estar en este momento presentando su libro después de haberlo conocido hace 46 años en la redacción del Córdoba donde pergeñaba la tapa del diario desde su cubículo en la desaparecida sección Telegramas donde las teletipos recibían las noticias enviadas por las agencias informativas nacionales e internacionales”.

“El Flaco“ Reinaudi contó que cuando conoció a Ponsati lo que le llamó la atención “es que era un tipo capaz de volver para atrás cuatro veces la púa del mismo disco para escuchar ese pasaje de la Tercera Sinfonía de Beethoven porque salía todos los días a las cuatro de la tarde para hacer siempre el mismo camino hasta Luz y Fuerza, hasta donde yo lo acompañaba porque vivía cerca del sindicato y a veces hacíamos algunas paradas técnicas”.

“Un día le pregunté “al Flaco” Ponsati, que todavía no era “el Tío” porque aún no había nacido mi primer hijo, que fue quien lo bautizó así, y tampoco había aparecido entre nosotros el sobrino real (NdR: Guillermo “el Vikingo”Fragueiro), por qué hacía siempre el mismo camino para ir al sindicato, y con ese sentido práctico y admirable que lo caracteriza me contestó: sino vengo por acá  me voy a dar cuenta que las alternativas se agotan rápido y sentiré una sensación espantosa de que no tengo más alternativas”.

Significó Reinaudi que “estos detalles me hicieron comprender que estaba frente a un periodista muy inteligente y astuto, que amenazó con no trabajar en el diario el 29 de mayo de 1969 si no lo dejaban salir a la calle. Me acuerdo que ese día, “el Tío” dijo: ‘si hoy no salgo a la calle, no laburo. No me voy a quedar encerrado acá’ (NdR: en la redacción del Córdoba). Y Ponsati salió nomás, y juntos, yo con una credencial de prensa que me hice hacer de prepo con una foto que me sacó “el Negro” Ardiles  porque en la calle la cosa se estaba poniendo difícil, fuimos testigos directos del Cordobazo”.

ponsati3Crist: Una foto que terminó siendo una caricatura

El reconocido ilustrador Cristóbal Reynoso (Crist), autor de la caricatura de la tapa del libro, destacó que “es un placer volver a encontrarme con “el Tío Ponsati  porque es un maestro en el oficio de hacer periodismo y también es un honor ser partícipe de la presentación”.

Después Crist contó cómo llegó a ilustrar el libro de Ponsati.

“Un día recibí un mail del Hoy Día Córdoba pidiéndome que hiciera algo para el libro del “Tío” e inmediatamente pensé: qué carajo hago en la tapa. La diseñadora del libro me envió una fotografía de Ponsati que al final terminó siendo una caricatura, con la particularidad de que yo nunca hago caricaturas para los medios para los que trabajo, sino que solo las garabateó en los bares para divertirme, siguiendo el sabio consejo del maestro Cuquejo”.

Recordó que “la caricatura fue aceptada, pero después no tuve más noticias hasta hoy en que me encuentro con esta gratísima sorpresa de verla plasmada en el libro del “Tío”, y que ahora tengo la obligación de leerlo”.

La hora del “Tío”

“El Tío” Ponsati luego de escuchar atentamente a sus interlocutores tomó la palabra para cerrar el emotivo acto al que asistieron experimentados periodistas de Córdoba como Rubén “El Corcho” Goldberg, Ángel Stival, Guillermo“el Vikingo” Fragueiro y Rodolfo “el Poroto” Suárez

También estuvieron el director del Hoy Día Córdoba Nelson Specchia, el constitucionalista Miguel Julio Rodríguez Villafañe, el secretario General de la CTA-Provincia, Guido Dreizik, el dirigente de la UP en Córdoba, Miguel Haiquel e integrantes de la Comisión Directiva del Cispren.

“Quiero empezar por los agradecimientos y primero decir que me llamó mucho la atención lo serio que estaba César (por Arese) en la presentación, más serio de lo que yo nunca he querido representar, a vos Luis (por Reinaudi) porque te referiste a otro aspecto de mi naturaleza y a vos Crist por la caricatura, que insisto no sé cuando me has visto tan despeinado. Me podrías haber dibujado unas hermosas manos como las que hace muchos años dibujabas en las mesas del bar “Vía Apia”, ironizo “el Tío, con muy buena onda.

Al continuar con los agradecimientos, Ponsati reconoció el trabajo de la diagramadora del libro y compañera de diario Viviana Di Campli, y del periodista Juan Uriarte, quien finalmente fue el padre de la criatura porque lo convenció para que el libro fuera una realidad.

“Juan Uriarte es un vasco insistidor, como diría “Pipón” Giuliani , porque primero me dijo sí podía enviar un artículo de “Panoramas” a un diario de Catamarca y después empezó a incordiarme con que tenía que hacer un libro. Yo le decía, pero no perdás el tiempo, es una tontería hacer un libro de un periodista del montón, pero al final consiguió su objetivo”.

El agradecimiento final del “Tío” fue para el Cispren porque “su aporte en la impresión del libro fue fundamental y porque marca la huella que nosotros los viejos nos habíamos marcado muchos años atrás que era publicar los trabajos de los afiliados”.

“Hace un rato hablábamos con la secretaria de Cultura, Ximena Cabral sobre la posibilidad de realizar el año que viene una edición de trabajos de ficción, no de periodismo, para afiliados al Cispren, que tengan interés en incursionar en la literatura. Espero que se de”.

Sobre su libro, “el Tío” puntualizó que “en estos artículos hay por lo general una reacción ante algo que uno vio y que consideró que estaba mal, que se estaba engañando la sociedad y que era necesario que los lectores pudieran tener una información distinta a la que dan los grandes diarios”.

“Estos artículos además tiene un trasfondo emotivo porque cuando empiezo a escribir generalmente estoy motivado por una causa en particular, por algo que leí. No tienen primicias, ni secretos del poder, ni nada extraordinario, simplemente es lo que leo todos los días en los diarios porque  no se puede pensar en ser periodista si uno no lee todos los días los diarios”.

En ese sentido, Ponsati contó que “por estos días ‘estoy indio’ por la sorpresa que encuentro en la prensa establecida, como el diario La Nación, que  revelan las torturas de la CIA, cuando todos sabemos que eso pasa hace rato, y el que no lo sabe, es porque no le interesa o porque es un burro o porque le interesa saber cuál es el novio de turno de la Susana Giménez”.

“El interés del periodista debe pasar por intervenir en la difusión de la verdad, que nunca es absoluta, sino que a veces está influenciada y a veces deformada por una serie de intereses y por nuestros propios prejuicios, por eso a mí me gusta el periodista que se compromete a buscar un poco más detrás de la verdad establecida”, finalizó.

Por Daniel Klocker – Prensared.

Fotografìas Franco Lencinas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *