Se conmemora cada 14 de julio en representación de las personas que no se identifican total o parcialmente con los géneros femenino o masculino asignados al nacer. La fecha fue establecida en el año 2012, con el objetivo de visibilizar y reivindicar su existencia.

Por Redacción*

Las personas que se identifican como no binarias se definen por fuera de la norma cultural varón-mujer, abriendo la puerta a otras expresiones y otras maneras de nombrarse, entendiendo el género como algo en continuo movimiento que no puede ser determinado por la genitalidad. El termino «no binario» es amplio y engloba una multiplicidad de identidades que se alejan del esquema dicotómico femenino-masculino.

En Argentina, desde el 2012 rige la Ley de Identidad de Género que reconoce que todas las personas tienen derecho a un trato digno y acorde a su identidad entendiendo por esta «la vivencia interna e individual del género, tal como cada persona la siente».  Dicha normativa, señala que todas las personas tienen derecho a «ser tratadas de acuerdo con sus identidades de género», y puntualmente «a ser identificadas de ese modo en los instrumentos que acreditan su identidad, respecto del o los nombres de pila, imagen y sexo con los que allí son registradas». Además, existe desde julio del 2012, el  DNI no binario, que reconocer identidades más allá de las categorías binarias de género en los sistemas de registro e identificación.

 

www.centrodo.com