En la semana se realizaron movilizaciones tanto en las calles como en las redes sociales para pedir que el Senado trate el proyecto de Ley de extensión de la vigencia de los fondos con asignación específica para las industrias e instituciones culturales.

Por Redacción*

En diciembre del 2017, durante el gobierno de Mauricio Macri, se sancionó la Ley 27.432 que sustituye el artículo 3 de la Ley 25.413, sobre “impuestos y débitos en cuentas bancarias sobre destino de recursos a la Anses”. Eso afectó en la caducidad de los fondos de asignaciones para las industrias culturales y ahora peligran los específicos para el sector cultural desde el 2023.

Es importante que la ley sea tratada antes del 31 de diciembre de este año ya que ese día se vencen los aportes directos para el funcionamiento de buena parte de las instituciones que llevan adelante las propuestas culturales de la sociedad. Entre ellas, el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), el Instituto Nacional del Teatro (INT), la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (Conabip), el Instituto Nacional de la Música (Inamu) y el Fondo de Fomento Concursable para Medios de Comunicación Audiovisual (Fomeca).

Los fondos de estas instituciones actualmente provienen mayormente de impuestos a las entradas de cine, a los videogramas grabados y a los servicios de comunicación audiovisual. La reforma tributaria del 2017 estableció que el Estado nacional seguirá recaudando esos recursos, pero ya no irán directamente a las instituciones y organismos de cada sector creativo sino que serán destinados al Tesoro Nacional para el uso discrecional del Gobierno.

Imagen: Ana Medero para La Tinta

En junio, el proyecto de Ley impulsado por Pablo Carro se trató y obtuvo media sanción en Diputados. Fue posible gracias a las importantes movilizaciones que hubo desde diversos sectores y  grupos culturales y artísticos, gran parte de ellos nucleados en el conjunto Unidxs por la Cultura.

Por esto, fueron muy importantes las movilizaciones llevadas a cabo esta semana, donde se reunieron en asamblea urgente y participaron más de 100 representantes de diferentes espacios del cine, el teatro, la música, la danza, las bibliotecas populares y los medios comunitarios. La asamblea fue federal. Participaron representaciones del AMBA, Jujuy, Tucumán, Misiones, Mendoza, Chubut, Córdoba, Río Negro, Neuquén, Formosa, Santiago del Estero y Santa Fe. 

En la última sesión de la Cámara alta estaba previsto el tratamiento de la iniciativa que prorroga por 50 años los fondos específicos para la cultura y los medios comunitarios, pero se volvió a postergar

*Fuente: La Tinta y La Nueva Mañana