Natalia Vinelli presentó en el Cispren su libro La televisión desde abajo. Se refirió al gran desafío pendiente de los medios vinculados a las luchas populares: “Cómo hacer para construir una comunicación alternativa, popular y masiva”. Además, realizó un recorrido por antecedentes del audiovisual alternativo en Latinoamérica, en el marco del rescate de una historia social de los medios “desde abajo” que supere las trampas de la marginalidad e invisibilización social y académica.

La periodista, docente de la UBA e integrante de Barricada TV, Natalia Vinelli, estuvo presente la semana pasada en la ciudad de Córdoba, especialmente invitada por la Secretaría de Cultura del sindicato de prensa Cispren, para debatir la actualidad de los medios alternativos comunitarios y populares (Ver nota en Prensared) y presentar su libro “La televisión desde abajo. Historia, alternatividad y periodismo de contrainformación”, fruto de su práctica política y de investigación a lo largo de más de una década.

La presentación estuvo coordinada por Ximena Cabral, Secretaria de Cultura del gremio y docente de la Escuela de Ciencias de la Información, quien señaló: “este libro es vital para pensar y reconstruir las prácticas de comunicación alternativa desde el punto de vista de ellas mismas… para poder ver experiencias que ya están sucediendo y problematizar cuáles son los límites y posibilidades de avance del 33% ‘sin fines de lucro’”.

CULTURA3[1]-baja

Natalia Vinelli ancló el origen de la investigación que plasma su libro en su propia práctica en medios alternativos, con la aparición de lo que es hoy Barricada TV en el contexto de gran movilización popular del año 2001. En un momento en que “desde los medios masivos se colocaba el foco en la clase media y el corralito”, tanto Natalia como otros documentalistas y periodistas empezaron a pensar que tenían que hacer un programa de TV vinculado a la visión y las necesidades de los sectores populares. Así fue que, con equipos prestados e integrados al Movimiento piquetero Teresa Rodríguez (MTR), empezaron a hacer emisiones itinerantes de televisión, con la intención de recuperar la tradición de las emisoras comunitarias que tuvieron su auge con la vuelta de la democracia pero que luego fueron perseguidas por ‘truchas’ y ‘clandestinas’ por la vigencia de la Ley de la dictadura.

Cuando Barricada TV hacía sus primeros pasos entonces “ya había un trabajo de articulación entre el audiovisual y las organizaciones populares”, aclaró Vinelli, y nombró el antecedente del ‘Cine piquetero’ (surgido a fines de los 90) y experiencias como el Cine Cosmos, el Canal 4 Utopía de Caballito y el Colectivo ‘Argentina Arde’, entre otras.

Investigar desde la propia práctica política

“El origen de esta investigación no fue la academia, sino mi propia práctica política. Mi pregunta de investigación fue: ¿quién hizo esto antes?, ¿cuál es la historia de la gente que hizo esto antes que nosotros?”, señaló Vinelli, demostrando su rechazo a la división entre práctica política y conocimiento, que da como resultado -casi siempre – un conocimiento desapropiado de lo popular.

En ese sentido, señaló la invisibilización y la marginalidad de la comunicación popular que se da en 3 áreas: en el sistema de medios, en la historia social de los medios y en las teorías de la comunicación.“La importancia de construir medios propios en la academia en general es desestimada, porque se consideran experiencias marginales, la comunicación popular es subestimada” , según la autora.

Las prácticas de comunicación popular se entienden como marginales, con una incidencia -con suerte- meramente local, impidiendo el reconocimiento de experiencias de comunicación populares y revolucionarias que sí fueron masivas como parte de una misma tradición.

En la actualidad, el desafío de los medios realizados desde abajo justamente tiene que ver con la masividad. Al decir de Vinelli : “Lo que no pudimos es construir medios masivos y poderosos en manos de los trabajadores y el pueblo. Esa es la deuda que tenemos, ver cómo hacemos para construir una comunicación alternativa, popular y masiva”, sin dejar de lado que en algunos casos, se logra marcar agenda a nivel nacional desde un medio alternativo: “cada tanto, pegamos en la tecla”, apuntó.

El libro, disponible en el Centro de Documentación

“La televisión desde abajo. Historia, alternatividad y periodismo de contrainformación”, plasma el trabajo de tesis de maestría de Natalia Vinelli y fue publicado a fines de 2014 por una edición conjunta de la Cooperativa editorial El Río Suena y el Colectivo El Topo Blindado, con prólogo de Martín Becerra. Allí se reflexiona sobre la alternatividad, haciendo un recorrido por experiencias de televisión popular, comunitaria y alternativa de la Ciudad de Buenos Aires y conurbano en los últimos 25 años, con énfasis en los proyectos políticos-culturales de las emisoras.

El libro está disponible para su consulta en el Centro de Documentación ‘Juan Carlos Garat’ del Cispren, en sus horarios de atención habituales (martes y miércoles de 10 a 16 hs) y para préstamo domiciliario exclusivamente a socios. Además, se puede realizar la compra de ejemplares del libro en el mismo Centro de Documentación.

Fotografías: Carlos Alberto Cortez (ARGRA).