Por Daniel Klocker – Prensared.

En el Centro de Documentación del Cispren “Juan Carlos Garat” se realizó anoche la 2ª edición del ciclo “Periodistas que leen a periodistas” organizada por la secretaria de Cultura del gremio con un gran protagonismo del humor gráfico en el marco de las jornadas de “Escena y Memoria”, a 40 años del Golpe.

La actividad comenzó con la lectura de textos referidos a la libertad de expresión y derechos humanos durante el Terrorismo de Estado que en su oportunidad escribieron Paula Mónaco Felipe, Griselda Gómez (La Mañana) y Adolfo Ruíz (Comercio y Justicia).

periodistas que leen a periodistas

Adolfo Ruíz, Carlos Valduvino, Ximena Cabral y Beatriz Molinari en el inicio de las jornadas de Periodistas que leen a Periodistas.

 

Beatriz Molinari, integrante de la Comisión Directiva del Cispren, fue la encargada de presentar la actividad, tras lo cual Adolfo Ruiz leyó un texto de su autoría titulado “Corazón de tinta”

La nota relata la historia de una imprenta del Ejército Revolucionario del Pueblo que funcionó en barrio Observatorio y luego fue utilizada por represores como centro clandestino de detención para torturar gente.

A continuación, la secretaria de Cultura, Ximena Cabral, hizo lo propio con una poesía de Griselda Gómez publicada este año en Agenda Desnuda sobre aquellas marcas de violencia que aun hoy perviven en los cuerpos de las mujeres.

El secretario General del gremio Carlos Valduvino cerró la primera parte del ciclo con la lectura de la nota “Pedacitos de búsqueda” de la periodista cordobesa, hoy radicada en México e hija del desaparecido compañero de prensa Luis Mónaco, que escribió para el número 16 de la revista Umbrales en 2006.

Mientras la lectura emocionaba a los asistentes, y a quienes leían los textos, el nutrido grupo de humoristas gráficos escuchaba y simultáneamente dibujaba sobre lo que escuchaba en referencia a los años plomo y la censura en los medios en consonancia, también, con la realidad actual.

 

humoristas (1)

Humor comprometido: Adrián Palmas, Pepe Angonoa, Juan Deflini, Ham, Jericles, Magalú, Lucho Luna y Chumbi.

 

Jericles, Juan Delfini, Pepe Angonoa, Chumbi, Ham, Magalú, Adrián Palmas, Lucho Luna, Javier Solar y Hugo Catalán reflejaron magistralmente con un humor punzante ese tiempo de terror y de odio que después expusieron y comentaron al público.

En ese sentido, el compañero y dibujante de La Voz del Interior, Juan Delfini, fue más allá de mostrar y comentar su dibujo porque habló de su experiencia personal en aquellos años de terror en donde la vida no valía nada y que lo dejó marcado.

“En febrero de 1977, cuando estaba con dos amigos en la vieja pizzería San Luis,  por una denuncia de gente con la que compartíamos una  mesa porque el local estaba repleto vino un patrullero y fuimos a parar a la D2. Allí vivimos momentos de terror porque, en mi caso, fui torturado y hasta el día de hoy tengo secuelas por lo que pasé en esas diez horas de terror. Después me fui a España donde estuve tres años y con el retorno de la democracia volví al país para trabajar en La Voz del Mundo y luego, me fui al Puntal de Río Cuarto donde me reencontré con Jericles”, recordó Juan.

delfini

Juan Delfini contó como vivió en carne propia el horror de la dictadura.

Por su parte, su colega Angonoa celebró la iniciativa de la secretaria de Cultura del Cispren“porque conjuntamente pudimos organizar esta actividad con los compañeros del humor gráfico y el gremio, más con un tema tan doloroso como la dictadura”.

Ham Khan, inglés de nacimiento pero riocuartense por elección, al final de la jornada realizó un stand up, preparado especialmente para la ocasión, donde se refirió, representado por un muñeco, al pueblo oprimido y reprimido que dormía anestesiado por la complicidad de los medios que avalaban la dictadura.

HAM (1)

El stand up de Ham conmovió, representando a un pueblo anestesiado por los medios de comunicación.

 

El compañero de Comercio y Justicia Adolfo Ruiz,  destacó que este ciclo organizada por la secretaría de Cultural Cispren “fue muy positiva, fundamentalmente desde el enriquecimiento que aportan tres textos completamente distintos e independientes pero que van en una misma sintonía. Una poesía honda, sentida, sufrida, sensorial, marcando el padecimiento de las mujeres durante la dictadura”.

“Un testimonio en primera persona contando lo que significa ser hijo de padres asesinados por la dictadura, uno de ellos periodista, y el orgullo de ir descubriendo de a retazos lo que fueron esa figura, a la que no queda otra que conocer a través de otros. Y luego una historia más, como tantas de la dictadura, donde se cuenta la corta vida de una imprenta subterránea y clandestina, donde además de imprimirse órganos de militancia, se reproducían obras literarias de poesía y de pensamiento, de autores prohibidos por el totalitarismo”, resaltó.

Por otra parte, reconoció que “el mayor protagonismo de la noche la tuvieron los humoristas gráficos, todos primera línea. Creo que en la pluma de los dibujantes hoy se están viendo las editoriales más filosas en los medios. Aquello en donde los editorialistas no se animan a escribir, si es que los dejan, los humoristas sí se animan a ingresar y a interpelar la realidad, disparando desde la trinchera de la carcajada o del absurdo”.

“La semana pasada me quedé maravillado por una verdadera editorial que “escribió” Chumbi en La Voz del Interior, retratando un gigante juez Griesa, de tamaño mayor que el Congreso de la Nación, abriendo con su mano la cúpula y advirtiendo: “¡Ojo con lo que hacen!”. Por eso creo que en el humor descansa hoy una de las mayores responsabilidades para decir lo que está pasando, porque son ellos lo que pueden hacer visible todo aquello que el cerco mediático intenta ocultar”, finalizó.

HAMPUBLICO (1)

La actividad organizada por la Secretaría de Cultura del Cispren, convocó a una gran cantidad de público en el Centro de Documentación.

En el cierre del ciclo, el secretario General Carlos Valduvino  agradeció a quienes participaron en esta jornada “porque los textos leídos  nos hace reflexionar a todos sobre un pasado trágico y que no debemos olvidar”.

Por otra parte, el dirigente se refirió a la grave situación de los trabajadores de prensa de Córdoba en esta nueva coyuntura política y económica del país.

“Al cierre del diario El Argentino, que dejó a doce compañeros en la calle, se suma la grave situación que atraviesan sesenta familias de La Mañana de Córdoba que no cobran sus sueldos y que la patronal pretende vaciar”, concluyó.

La secretaria de Cultura del Cispren Ximena Cabral, por su parte, agradeció “la participación y el compromiso de los compañeros humoristas gráficos y de los periodistas que aportaron sus textos para  poder continuar creando encuentros y puentes entre las diferentes generaciones

Señaló que “el éxito de la actividad fue producto de un gran trabajo en equipo como forma de conmemorar la potencia de denuncia y testimonio que tiene nuestro oficio resemantizando hoy los sentidos que permanecen abiertos a 40 años del Terrorismo de Estado”.

A la actividad asistieron el primer director de la revista Umbrales Francisco “Pancho” Colombo y el dramaturgo Jorge Villegas e integrantes del Espacio de la Memoria, entre otros compañeros de medios de comunicación y público en general.

Fotografías: Daniel Cáceres y Silvana Santillán Aleón.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *